El tiempo y el trabajo de precisión son esenciales para mover carga perecedera en buenas condiciones de A a B. No hay margen para el error y cualquier evento fuera de control tal como la cancelación de vuelos, requisitos de almacenamiento repentinos o extremos en el cambio de clima pueden dañar la carga.

La Industria Perecedera es un negocio 24/7 que no permite errores. Con un programa de temperatura controlada es su socio estratégico confiable desde el origen al destino.